¿Por qué es interesante hacer un curso de caligrafía?

Publicado en por Ana López

Realizar un curso de caligrafía puede resultar una excelente opción formativa. Especialmente recomendado para los artistas plásticos y diseñadores, un curso de caligrafía también es una buena opción para mejorar la letra y de quienes buscan aprender idiomas que no utilizan el alfabeto occidental, tales como el chino o el árabe.

¿Qué se aprende en un curso de caligrafía?

Un curso de caligrafía es constituido básicamente por numerosos ejercicios, en los que se repiten trazos y formas, destinados a que el estudiante adquiera un pulso más firme y una letra más clara a la hora de escribir a pulso.

Un curso de caligrafía también aporta consejos al estudiante sobre aspectos relacionados estrechamente con la escritura, aunque no lo parezcan a primera vista, tales como la postura corporal o la forma de tomar el lápiz.

Existen, además, cursos de caligrafía especializados destinados a la enseñanza de determinados estilos de caligrafía tales como la carolingia o la gótica.

Hacer un curso de caligrafía: recomendado para artistas y estudiantes de idiomas

Sin dudas, quienes sacaran mayor provecho de un curso de caligrafía serán algunos de los siguientes colectivos:

- Artistas plásticos: la caligrafía no es más que el dibujo de los caracteres alfabéticos. Constituye, así, una forma de arte. Los artistas plásticos que quieran desarrollar la capacidad de incluir diferentes estilos tipográficos en sus creaciones encuentran su mejor opción en realizar un curso de caligrafía.

- Letristas: aun cuando en el diseño de carteles y anuncios cada día se utilizan más recursos tecnológicos, la profesión del letrista o pintor de carteles aún no ha desaparecido. Un profesional de este campo que quiera afinar su pulso para ofrecer un mejor servicio a sus clientes también puede considerar la opción de asistir a un curso de caligrafía.

- Estudiantes de idiomas: quienes se dedican al aprendizaje de idiomas que no utilizan el alfabeto occidental, tales como el árabe o el chino, obtendrán el máximo provecho de un cursos del caligrafía, al poder afinar su pulso para la escritura en los caracteres propios de esas lenguas.

En síntesis, un curso de caligrafía brinda conocimientos y experticias mucho más amplias que las que se pudieran considerar a simple vista. Se constituye, así, como una posibilidad de formación más que interesante y enriquecedora.

1 National Treasure 1469 Ma Cheon-mok Jwa-myung-gong-shin-nok-gwon() 1
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post